Spanish Armed Forces

**Please, allow us to explain this section of our website in Spanish, as it is the official language of the Spanish Armed Forces. If you need more information about our forces in English, please contact us at secretariat@coaje.es

 

LA PROFESIÓN MILITAR: 

Fuerzas Armadas en Españadivisas-ejercito-espanol.

http://www.reclutamiento.defensa.gob.es/upload/la-profesion-militar-2017.pdf

POR QUÉ SER MILITAR:

Compromiso: El compromiso está muy presente en las Fuerzas Armadas. Surge del primer deber del militar, la disposición permanente para defender a España, incluso con la entrega de la vida cuando fuera necesario. Sin este compromiso sería imposible alcanzar el éxito en las misiones que nuestros militares, tienen que llevar a cabo. Un compromiso que se alimenta de la determinación y de la firme creencia de estar haciendo en todo momento lo correcto en las situaciones más complejas.

Disciplina: El código de conducta de los militares está definido por un conjunto de valores muy concretos, valores que forman parte de su código ético y que deben observar todos

los miembros de las Fuerzas Armadas para integrarse con normalidad en la vida militar. Entre todos esos valores, la disciplina, más que un valor, es un factor de cohesión que obliga a todos por igual, que tiene su expresión colectiva en el acatamiento a la Constitución y su manifestación individual en el cumplimiento de las órdenes recibidas, entre definidos límites a la obediencia

Solidaridad: hay valores que son intrínsecos de algunas profesiones. En el caso de la profesión militar, la solidaridad es, sin duda, uno de ellos. Deberás actuar con arreglo a los principios de objetividad, integridad, neutralidad, responsabilidad, imparcialidad, confidencialidad, dedicación al servicio, transparencia, ejemplaridad, austeridad, accesibilidad, eficacia, honradez y promoción del entorno cultural y medioambiental. Todo eso es ser solidario

Compañerismo: El trabajo en equipo es fundamental para llevar a buen puerto los proyectos más ambiciosos. Y hay algo que mantiene la cohesión de un equipo: el compañerismo, la capacidad de brindar tu apoyo al que está a tu lado, de forma desinteresada, cuando lo necesita. En las Fuerzas Armadas, el compañerismo es la expresión de la voluntad de asumir solidariamente con los demás el cumplimiento de la misión, contribuyendo de esta forma a la unidad de las mismas

Igualdad: En la actualidad más de 16.000 mujeres se integran en nuestras Fuerzas Armadas. Desde septiembre de 1988, la tradicional configuración de nuestros Ejércitos, exclusivamente masculina, ha ido evolucionando hasta lograr la plena incorporación de las mujeres en sus filas. Esta incorporación se ha materializado mediante una serie de medidas y normativas de conciliación familiar en las que se ha dado especial relevancia a la maternidad y a todo lo relacionado con ella.

Ilusión: Si has decidido ingresar en las Fuerzas Armadas, seguro que lo haces con ilusión, uno de los pocos valores que no sólo aportarás, sino que te será devuelto con creces cuando entiendas que ajustando tu conducta al respeto de las personas, al bien común y al derecho internacional aplicable en conflictos armados, contribuyes a que la dignidad y los derechos inviolables de la persona sean considerados valores irrenunciables, que tenemos la obligación de respetar y derecho a exigir. Cuando llegue ese momento comprenderás el verdadero valor de la ilusión.

Formación: Las Fuerzas Armadas no sólo te ofrecen un trabajo desde el primer día, también tendrás la oportunidad de adquirir formación de manera continua mientras trabajas. Así, si decides dejar la carrera militar, podrás obtener una titulación homologada que te será de gran ayuda para encontrar trabajo, al reincorporarte a la vida civil.

Superación: El espíritu de superación personal es lo que nos permite alcanzar objetivos con los que algunos no se atreven siquiera a soñar. Este espíritu es el que comparten todos los hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Armadas, un valioso aliado cuando hay que desenvolverse en los entornos más hostiles y hacer frente a las circunstancias más adversas.

Promoción: Las Fuerzas Armadas trabajan para garantizar y facilitar los procesos de promoción de todos sus miembros. Permeabilizando todas sus escalas mediante un sistema de promoción y ascenso que garantiza que el esfuerzo y la dedicación de soldados y marineros sea reconocido y compensado de forma justa y objetiva.

More information in: http://www.reclutamiento.defensa.gob.es/

No hay texto alternativo automático disponible.

 

OFICIALES

Sin titulación:

Tras ingresar en el centro docente militar de formación y superar el plan de estudios (cinco cursos), te incorporarás a la escala de Oficiales de uno de los cuerpos específicos de las Fuerzas Armadas (Cuerpo General del Ejército de Tierra, de la Armada o del Ejército del Aire o Cuerpo de Infantería de Marina), con el empleo de Teniente o Alférez de Navío. Serás militar de carrera.

Te caracterizarás por tu nivel de formación y por tu liderazgo, iniciativa, capacidad para asumir responsabilidades y decisión para resolver.

Desarrollarás acciones directivas, especialmente de mando, y de gestión en la estructura orgánica y operativa. Desempeñarás tareas de planeamiento y control de la ejecución de las operaciones militares y las relacionadas con funciones técnicas, logísticas, administrativas y docentes.

Para ser oficial sin titulación universitaria previa tendrás que haber superado la prueba de acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado para quienes se encuentren en posesión del título de Bachiller o equivalente.

 

Con titulación:

Si posees un título universitario puedes vincularte profesionalmente con las Fuerzas Armadas como oficial, siendo militar de carrera o militar de complemento.

En el primer caso, tendrás una relación profesional con las Fuerzas Armadas de carácter permanente, en el segundo caso esa relación será temporal.

  • Oficial de carrera: tu promoción dependerá de la formación complementaria que obtengas, del dominio de idiomas, de los destinos militares que elijas, pudiendo alcanzar en algunos casos los más altos empleos del escalafón.
  • Oficial de complemento: Desde tu empleo de Tenientela duración del compromiso inicial oscila entre tres y ocho años, según se establezca en la convocatoria correspondiente, dependiendo de la formación recibida y de los cometidos de los Cuerpos a los que se adscriban. Las sucesivas renovaciones sólo podrán hacerse hasta un máximo de ocho años de servicio.
Cuerpos generales e infantería de Marina Titulación Universitaria
Intendencia Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Derecho, Economía o Ciencias Actuariales y Financieras
Ingenieros Ingenieros /Arquitectos
Ingenieros Escala Técnica Ingenieros Técnicos /Arquitectos Técnicos
Jurídico Militar Licenciado en Derecho u Orden DEF
Militar de intervención Título de Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Licenciado en Economía, Licenciado en Ciencias Actuariales y Financieras, Licenciado en Derecho
Especialidades (Medicina, Farmacia, Odontología, Veterinaria, Psicología, Enfermería) Medicina, Farmacia, Odontología, Veterinaria, Psicología, Enfermería
Música Música y derivados

 

SUBOFICIALES

Hazte Suboficial, incorpórate a una escala heredera de una tradición centenaria, una profesión que recompensará tu valía con un puesto fundamental en la estructura orgánica y operativa de las Fuerzas Armadas Españolas.

Ser Suboficial supone ejercer el mando y la iniciativa correspondientes para transmitir, cumplir y hacer cumplir, en todas las circunstancias y situaciones, las órdenes e instrucciones recibidas y asegurar la ejecución de las tareas encomendadas a nivel operativo, técnico, logístico, administrativo o docente.

Lidera un grupo humano y colabora estrechamente en el planeamiento y control de la ejecución de las operaciones militares.

Ingresar en las Fuerzas Armadas como Suboficial supone poder ocupar los empleos de Sargento, Sargento Primero, Brigada, Subteniente y Suboficial Mayor dentro de los Cuerpos Generales de los Ejércitos y la Armada, Cuerpo de Infantería de Marina y Cuerpo de Músicas Militares.

Tu carrera también queda definida por la ocupación de los diferentes destinos.

Requisitos:

  • Para Cuerpo de Músicas Militares: con titulación previa
  • Para Cuerpos Generales de los Ejércitos y Armada e Infantería de Marina
    • Con Titulación previa de Técnico Superior.
    • Si no tienes titulación previa de Técnico Superior, debes:
  • Poseer la nacionalidad española
  • No estar privado de los derechos civiles.
  • Carecer de antecedentes penales.
  • No hallarse procesado o imputado en algún procedimiento judicial por delito doloso.
  • No haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas.
  • Carecer de tatuajes que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales, tampoco son permitidos los tatuajes, argollas, espigas, inserciones, automutilaciones o similares que pudieran ser visibles vistiendo las diferentes modalidades de los uniformes de las Fuerzas Armadas.
  • Tener cumplidos o cumplir en el año de la convocatoria los dieciocho años de edad
  • Ingreso directo sin exigencia previa de un título de Técnico Superior: 21 años.
  • Ingreso directo con exigencia previa de un título de Técnico Superior: 26 años.
  • Ingreso por promoción sin exigencia previa de un título de Técnico Superior: 31 años.
  • Ingreso por promoción con exigencia previa de un título de Técnico Superior: 33 años

 

TROPA Y MARINERÍA

Soldados y Marineros: Las Fuerzas Armadas te ofrecen una profesión donde lo importante es la persona, el trabajo en equipo, la especialización y el espíritu de superación. Aquí no hay lugar para la rutina: aprenderás lo que es el compañerismo, la solidaridad y el servicio a la comunidad.

Empieza con un compromiso inicial de dos o tres años, de acuerdo con la Convocatoria correspondiente. Durante el mismo desarrolla los cometidos propios de tu especialidad y completa tu formación técnica

Renueva el compromiso inicial por períodos de dos o tres años, hasta un máximo de seis y aprovecha las oportunidades que te dan los cursos de formación especializada para tu promoción e incorporación laboral.

Con un año de servicio cumplido, se te facilita la promoción a la enseñanza militar de formación para la incorporación a las Escalas de suboficiales, reservándose al menos, el 80 por ciento de las plazas convocadas, o todas ellas en algunos casos específicos.

Adquiere el compromiso de larga duración a partir de los seis años de servicios, hasta que cumplas 45 años de edad. Durante su vigencia puedes acceder a una relación de servicios de carácter permanente

Decide permanecer en las Fuerzas Armadas hasta los 65 años de edad o incorpórate a la vida civil como Reservista de Especial Disponibilidad, pudiendo ser activado de manera excepcional con la autorización del Consejo de Ministros.

 Si eres extranjero, puedes establecer una relación profesional de carácter temporal con las Fuerzas Armadas Españolas, que te permitirá aprender una profesión y mejorar tu grado de integración en la Sociedad con un trabajo estable

Nivel 2: Graduado Escolar o 2º Curso de Educación secundaria obligatoria

Nivel 3: Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria, título de Técnico o equivalentes

Nivel 4: Primer Curso de Bachillerato aprobado en su totalidad o equivalentes a efectos académicos

Músicos: Dos años de estudios de grado profesional en uno de los instrumentos para los que se ofertan plazas